fbpx
Shares

¿Sabías que en todas las culturas existen canciones hechas especialmente para los más pequeños? ¿Y que estas canciones las canta principalmente el cuidador o cuidadora? 

Es un dato curioso si pensamos lo diferentes que somos culturalmente hablando. Y sin embargo, todos los humanos compartimos el quererle cantar a nuestros bebés. 

Aunque no sepamos nada de música y pensemos que no cantamos bien, tenemos el instinto de hacerlo. 

¿por qué?

En el año 2001, el actual director del Centro para Música y Ciencia de la Universidad de Cambridge, Ian Cross, publicó un trabajo de investigación en el que mencionaba cómo nuestra evolución (y la de nuestro cerebro) ha sido marcada por la música.  La música no es un producto de un cerebro adulto sino que, más bien, nuestro cerebro está predispuesto a la música por nuestra misma evolución. 

Es decir, nuestro cerebro está hecho para ser musical y desarrollarse con la música y, por esto, tenemos el instinto de hacer música desde pequeños y cantarle a nuestros bebés cuando somos adultos. 

Si bien hay investigadores que no comparten esta teoría, a mí en lo personal me suena muy lógico: como madre he sentido este instinto de cantarle a mis hijas y tararearles alguna melodía, y esta teoría me explica el por qué  de este instinto. ¿y a ti?

cambiar nuestra voz al cantarle al bebé… una costumbre de todos los humanos

Fíjate en un cuidador que canta a su bebé en brazos. 

¿Cómo lo hace?

Generalmente, el cuidador cambia su voz, a una dulce, y (sin pensarlo) añade ese componente emotivo a las nanas: inconscientemente altera el tono a uno más tierno, el tempo para hacerlo más tranquilo, y la emoción para adaptarse al pequeño bebé. 

Con el tiempo el bebé llega a reconocer a su madre/padre/cuidador por su voz y por las canciones que le canta. 

Este comportamiento no es exclusivo de las culturas occidentales.

¡Se han registrado comportamientos similares en todo el mundo y en todas las culturas!

¿Por qué es bueno cantarle a los bebés?

En un trabajo de investigación llamado “The Cognitive Neuroscience of Music” se mencionan los siguientes efectos en bebés a los que se les canta con frecuencia:

Efecto hipnótico

Los bebés sufren algo parecido a un efecto hipnótico cuando se les canta resultando en menos actividad física y mayor atención en la madre o cuidador. ¡Ideal para tranquilizarlos!

Menos estrés

Y esto se debe a que los niveles de cortisol (la hormona del estrés) disminuyen después de escuchar a su madre/padre/cuidador cantar. ¡Qué relajante! 

Mejor vínculo emocional entre el bebé y su cuidador

El bebé que se siente seguro con las personas que le cuidan se desarrollan mejor. Así que aprovecha este momento de cariño para crear ese vínculo especial. 

Mejor desarrollo del cerebro infantil

Hay estudios que demuestran que la música ayuda al bebé a desarrollar su cerebro y hacerlo más maduro: el desarrollo mental del pequeño se beneficiará enormemente de este vínculo y exposición, como por ejemplo, será más fácil que el bebé se alimente, que concilie el sueño y que su cerebro esté preparado para aprender sobre su entorno. 

Conclusión

Recuerda que al bebé no le importa que llegues a esas notas mientras cantas o que lo hagas perfecto, lo único que quiere es atención y cariño, y a través de las nanas cubres estas necesidades. 

Así que si le cantas a tu bebé no te equivocarás 😃.

Me encantará saber, ¿qué canciones le cantas a tu bebé? ¿Qué efectos ves en tu bebé cuando le cantas? Puedes comentar abajo en la sección de comentarios. 

Shares

Cross,I.(2001)Music,mind,andevolution.Psychol.Music29,95–102. 

Music, Mind, and Evolution. Research Paper. 

Pin It on Pinterest

close

Disfruta de juegos musicales en familia.

PDF Actividades Musicales para niños