fbpx

Vamos a escuchar las 9 Sinfonías de Beethoven en familia.

 

¿Qué es una sinfonía?

Una sinfonía es una obra escrita para orquesta, donde participan músicos de instrumentos para cuerdas, viento, percusión y metal. En total, podemos escuchar entre 40 y 100 músicos haciendo música juntos.

Generalmente, la sinfonía está dividida en cuatro partes (o movimientos) y puede durar 15-25 minutos hasta 80-100 minutos. 

Algunas veces, la obra puede requerir que se incluya un coro o voces individuales (como la 2da de Mahler o la 9vna de Beethoven).  

Los compositores generalmente usan una sinfonía para expresar sus sentimientos o pensamientos sobre un tema o aspecto. 

Hemos hablado del “padre de la sinfonía” en el episodio no.8 donde escuchamos la historía de Haydn, quien le dio “forma” a lo que conocemos como sinfonía en el siglo XVIII.

SINFONÍA NO. 1

Periodo Clásico

Op. 21

Publicada: 1801

Duración: entre 22 y 29 minutos

Movimientos:

  1. Adagio molto – Allegro con brio 
  2. Andante cantabile con moto
  3. Menuetto: allegro molto e vivace 
  4. Adagio – Allegro molto e vivace 

En esta obra, escrita en la primera fase musical de Beethoven, antes de su sordera, se nota la influencia de Haydn y Mozart. 

 

SINFONÍA NO. 2

Periodo Clásico

Op. 36

Compuesta entre 1801-1802

Presentada: 1803

Duración: entre 33 y 36 minutos

Movimientos:

  1. Adagio molto – Allegro con brio 
  2. Larguetto
  3. Scherzo: allegro 
  4. Allegro molto

Esta sinfonía fue escrita principalmente durante el periodo en el que Beethoven se da cuenta que no hay vuelta atrás a su sordera y no tiene cura. En el episodio pasado, hablamos sobre la tristeza que siente Beethoven al darse cuenta que su sordera no tiene solución. Pero en esta sinfonía, en lugar de escribir una pieza triste, Beethoven compone una obra llena de humor y alegría. 

¿Por qué crees que Beethoven hizo esto?

Yo creo que por su propia lucha y sus ganas de no dejarse hundir; o tal vez por mantener mantener una conexión al pasado. Lo que si es cierto es que se empieza a escuchar parte de la energía que podremos disfrutar en las siguientes sinfonías. 

El mismo Beethoven dirigió esta sinfonía en su presentación. Y las críticas fueron negativas: en general a la gente no le gustó. 

 

SINFONÍA NO. 3, «Eroica»

Periodo Clásico

Op. 55

Compuesta entre 1802-1804

Presentada: 1805

Duración: entre 41 y 56 minutos

Movimientos:

  1. Allegro con brio 
  2. Marcia funebre – Adagio assai
  3. Scherzo: allegro vivace 
  4. Finale: Allegro molto

¿Recuerdas que Beethoven sufría sordera y que hubo un momento en su vida que estuvo muy triste por que no iba a poder escuchar más? Cuando decidió salir adelante y aceptar su nueva situación, su música cambió: ésta reflejó la pasión, la fuerza, gran energía y el coraje que sentía Beethoven en su corazón. A esta etapa creativa se le llama “Periodo Medio”.

El primer ejemplo es su Sinfonía no. 3 llamada “Eroica”. 

Hasta entonces no se había compuesto una obra tan larga como esa y por otra parte marca un antes y un después en las sinfonías por la estructura y lenguaje musical que usa. 

Beethoven se inspiró en Napoleón Bonaparte al componerla ya que le admiraba mucho y creía que representaba los valores de la Revolución Francesa y la Ilustración. Y llamó a esta sinfonía “Buonaparte”. Pero cuando Bonaparte se corona como emperador, Beethoven cambia la dedicatoria de la sinfonía. 

Cuando se presentó, y los años posteriores, la gente no se ponía de acuerdo sobre si era una obra maestra o todo lo contrario. En general, se quejaban de lo larga que era, en especial el final que parecía no terminar. 

En 2016, la revista BBC Music Magazine realizó una encuesta a 151 directores de orquesta de todo el mundo para que nombraran la mejor sinfonía hasta ahora compuesta…. Y la Eroica ganó el título. 

 

SINFONÍA NO. 4

Periodo Clásico

Op. 60

Compuesta en 1806

Presentada: 1807

Duración: aproximadamente 33 minutos

Movimientos:

  1. Adagio – Allegro Vivace 
  2. Adagio
  3. Menuetto: allegro vivace 
  4. Allegro ma non troppo

El director de orquesta Osmo Vänskä, escribió que para él las nueves sinfonías son como nueves niños de una misma familia: cada uno con su personalidad. La cuarta, escribe, es un niño tímido pero alegre. 

Si la Eroica nos lleva más al Romanticismo, la cuarta nos vuelve atrás hacia Haydn. 

Al estar en medio de dos “gigantes” (tal como escribió Robert Schumann en su momento hablando de la 3ra y la 5ta), la cuarta es muchas veces olvidada. 

Fue escrita en un mes, mientras Beethoven trabajaba en la quinta. 

Y aún así, fue considerada por sus contemporáneos (y musicólogos posteriores) como una obra maestra, en especial el segundo movimiento. 

 

SINFONÍA NO. 5

Periodo Clásico

Op. 67

Compuesta en 1804-1808

Presentada: 1808

Duración: entre 30 y 40 minutos

Movimientos:

  1. Allegro con brio 
  2. Andante con moto
  3. Scherzo: allegro 
  4. Allegro presto

El director de orquesta Joshua Weilerstein decía en su podcast que el comienzo de esta sinfonía, esas cuatro notas tan famosas, son las más difíciles de dirigir, por que marcan todo el resto de la obra.

Estas cuatro notas las podemos escuchar en todo el primer movimiento: Beethoven las desarrolla, les da la vuelta, y nos las vuelve a poner de forma concisa y compacta. ¡Qué genialidad!

¿De dónde vienen esas cuatro notas? Se ha mencionado que es el destino golpeando a la puerta, dándole un sentido de lucha. Pero esta idea pudo muy bien ser creada por su biógrafo. 

Pero también se ha mencionado que esas cuatro notas no son más que el canto de un pájaro en el cual Beethoven se inspiró durante sus paseos en el campo. Lo puedes escuchar aquí. 

El resto de la sinfonía está compuesta por movimientos llenos de energía e inspiración. El tercer movimiento, de 5 minutos, continúa sin pausa hasta el cuarto de forma eléctrica para cerrar con un sentimiento de victoria y alegría. 

Beethoven fue quien dirigió la primera presentación de esta obra. Y de nuevo, sus contemporáneos la catalogaron de elaborada y larga. 

Pero actualmente está considerada como una de las piezas más influyentes de toda la historia. De hecho, fue grabada para el disco de oro de las Voyager en 1977. Influyó a numerosos compositores posteriores como Brahms, 

Datos Curiosos

  1. Beethoven marcó la quinta sinfonía con un tempo (velocidad a la que hay que tocar) muy rápido, tan rápido que incluso hasta nuestros días muchos se preguntan si no se habrá equivocado Beethoven.  De las grabaciones más rápidas que tenemos, está la de la Orchestre Révolutionnaire et Romantique & John Eliot Gardiner. 
  2. Durante la segunda guerra mundial, los aliados usaron la “V” de la victoria como propaganda. Curiosamente, se dieron cuenta que la “V” en código morse suena igual al comienzo de la quinta: tres notas repetidas y una larga. Posteriormente, se usó la quinta de Beethoven para publicidad de los aliados. 

 

SINFONÍA NO. 6

Periodo Clásico

Op. 68

Compuesta en 1802-1808

Presentada: 1808

Duración: alrededor de 40 minutos

Movimientos:

  1. «Despertar de alegres sentimientos al encontrarse en el campo»: Allegro ma non troppo.
  2. «Escena junto al arroyo»: Andante molto mosso. 
  3. «Animada reunión de campesinos»: Allegro.
  4. «Relámpagos. Tormenta.»: Allegro.
  5. «Himno de los pastores. Alegría y sentimientos de agradecimiento después de la tormenta»: alegretto. 

La sinfonía no. 6 de Beethoven fue escrita al mismo tiempo y presentada al mismo tiempo que la 5ta. 

En esta obra, Beethoven nos transmite el amor que siente por la naturaleza. En una de sus cartas, se expresa “…feliz de poder caminar entre los arbustos, los árboles, los bosques, el pasto y las rocas…”. Es ahí, en medio de la naturaleza, que Beethoven encuentra su equilibrio y paz en el corazón. 

Por otra parte, la sexta sinfonía es una obra programática, es decir, que tiene un significado establecido por Beethoven. 

Tanto esta sinfonía como su hermana, la quinta, fueron presentadas en un mismo concierto que duró nada más y nada menos que 4 horas, y en el que se presentaron:

  1. La Sexta Sinfonía, Op. 68
  2. El aria Ah, perfido! Op. 65
  3. El Gloria de la Misa en do mayor Op. 86
  4. El Concierto para piano no. 4, Op. 58 (tocado por el propio Beethoven)
  5. La Quinta Sinfonía, Op. 67
  6. El Sanctus y el Benedictus de la misma misa
  7. Una improvisación para piano solo tocada por Beethoven
  8. La Fantasía coral, Op. 80

Seguramente, la presentación fue verdaderamente larga y cansada. Además, la orquesta no interpretó bien las obras y hacía mucho frío dentro del teatro. 

 

SINFONÍA NO. 7

Periodo Clásico

Op. 92

Compuesta en 1811-1812

Presentada: 1813

Duración: aproximadamente 40 minutos

Movimientos:

  1. Poco sostenuto – Vivace
  2. Allegretto
  3. Presto – Assai meno presto
  4. Allegro con brio

A comparación de la presentación de la quinta y la sexta, la presentación de la séptima fue un éxito. La audiencia pidió la repetición del segundo movimiento. 

En su totalidad, es una obra que sorprende gratamente al oyente con sus temas tan alegres y que casi nos invitan a bailar;  el mismo Beethoven la consideraba una de sus mejores obras. 

Ludwig van Beethoven se inspiró en melodías populares que escuchó durante uno de sus viajes para recuperar salud a Teplice. 

Beethoven la dirigió en su presentación con músicos como Antonio Salieri (quien fuera su maestro y contemporáneo de Mozart). 

 

SINFONÍA NO. 8

Periodo Clásico

Op. 93

Compuesta entre 1811 – 1812

Presentada: 1814

Duración: aproximadamente 26 minutos

Movimientos:

  1. Allegro Vivace e con brio
  2. Allegretto scherzando
  3. Tempo di menuetto 
  4. Allegro vivace

Según el director de orquesta Parvo Järvi, la octava requiere de gran habilidad musical para interpretarla, tanto de los músicos de la orquesta como del director, ya que hay que controlar la energía de las diferentes secciones de la sinfonía y hay el peligro de parecer “sin aliento”. 

Beethoven tenía 41 años cuando comenzó a componer esta sinfonía. Su obra, aunque alegre, no representa la realidad del compositor, en la que tenía problemas familiares y estaba bastante sordo.  Tan sordo, que los músicos de la orquesta seguían las indicaciones del primer violín que del propio Beethoven. 

Se sabe que el compositor calificaba a la Octava como “mejor que la séptima” y es en sí misma una obra de arte. 

El segundo movimiento recuerda al movimiento del metrónomo. 

 

SINFONÍA NO. 9, «Coral»

Periodo Clásico y Romántico

Op. 125

Compuesta entre 1822 – 1824

Presentada: 1824

Duración: aproximadamente 65 minutos

Movimientos:

  1. Allegro ma non troppo, un poco maestoso
  2. Scherzo: Molto vivace – Presto
  3. Adagio molto e cantabile –  Andante moderato – tempo primo – andante moderato – adagio – Lo stesso tempo
  4. Recitative: (Presto – Allegro ma non troppo – Vivace – Adagio cantabile – Allegro assai – Presto: O Freunde) – Allegro assai: Freude, schöner Götterfunken – Alla marcia – Allegro assai vivace: Froh, wie seine Sonnen – Andante maestoso: Seid umschlungen, Millionen! – Adagio ma non troppo, ma divoto: Ihr, stürzt nieder – Allegro energico, sempre ben marcato: (Freude, schöner Götterfunken – Seid umschlungen, Millionen!) – Allegro ma non tanto: Freude, Tochter aus Elysium! – Prestissimo, Maesteoso, Prestissimo: Seid umschlungen, Millionen!

Esta sinfonía es una de las más interpretadas en todo el mundo por el símbolo de libertad que representa. 

Riccardo Chailly, director de orquesta italiano, nos cuenta de la primera vez que dirigió la novena:

“I still remember like it was yesterday the feeling almost of being guilty, to have had the courage to get close to such a piece as the Ninth – and, at the same time, the joy of being inflamed by the power of that music. Unforgettable.”

La «Coral» también nos lleva a un viaje de fuerza a través de la dificultad, como en la Eroica, pero en esta ocasión parece que nos prepara para algo sobrehumano. Es música que nos transforma. 

La novena de Beethoven es única, no solo por ser la última y el cierre de las sinfonías, sino por tener un coro en el último movimiento. ¡Esto era impensable en ese tiempo! Y sin embargo, abrió el camino para compositores futuros. Beethoven, a lo largo de sus nueve sinfonías, cambió las reglas y llevó la música al romanticismo.

En el cuarto movimiento podemos escuchar las voces de cuatro solistas y un coro cantando el poema de Schiller “Oda a la Alegría” de 1785. 

Beethoven presentó esta sinfonía 12 años después de su última pública presentación, por lo que podemos imaginar la expectación que causó en Viena. Y aunque le hubiera gustado dirigir la orquesta, su sordera se lo impedía por completo. Así que se limitaba a indicar los tempos en una esquina a una orquesta que no podía escuchar. La orquesta, por su parte, tenía indicaciones de no seguirle y de seguir al “director adjunto”. 

Se llega a decir que al final de uno de los movimientos, Beethoven estaba aún “dirigiendo” a la orquesta cuando ésta ya había terminado, y le tuvieron que avisar que se volteara para recibir las muestras de aprobación del público. El público sabía que él no podía escuchar, así que no solo aplaudían sino que movían sus sombreros y pañuelos en el aire para que Beethoven pudiera saber que les había gustado. 

Texto del coro basado en la “Oda a la Alegría” de Friedrich Schiller 

Solo de barítono

¡Oh amigos, no esos tonos!

Entonemos otros más agradables y

llenos de alegría.

¡Alegría, alegría!

Solo de Cuarteto de voces y Coro

¡Alegría, bella chispa divina,

hija del Elíseo!

¡Penetramos ardientes de embriaguez, 

¡Oh celeste, en tu santuario!

Tus encantos atan los lazos

que la rígida moda rompiera;

y todos los hombres serán hermanos

bajo tus alas bienhechoras.

Quien logró el golpe de suerte,

de ser el amigo de un amigo. 

Quien ha conquistado una noble mujer

¡Que una su júbilo al nuestro!

¡Sí! que venga aquel que en la Tierra

pueda llamar suya siquiera un alma.

Pero quien jamás lo ha podido,

¡que se aparte llorando de nuestro grupo!

Se derrama la alegría para los seres

por todos los senos de la Naturaleza.

todos los buenos, todos los malos, 

siguen su camino de rosas.

Ella nos dio los besos y la vid,

y un amigo probado hasta la muerte;

Al gusanillo fue dada la Voluptuosidad

y el querubín está ante Dios.

Solo de Tenor y Coro Masculino

Alegres como vuelan sus soles,

A través de la espléndida bóveda celeste,

Corred, hermanos, seguid vuestra ruta

Alegres, como el héroe hacia la victoria.

Coro

¡Abrazaos Millones de seres!

¡Este beso al mundo entero!

Hermanos, sobre la bóveda estrellada

Debe habitar un Padre amante.

¿Os postráis, Millones de seres?

¿Mundo, presientes al Creador?

Búscalo por encima de las estrellas!

¡Allí debe estar su morada!

Coro

¡Alegría, bella chispa divina,

hija del Elíseo!

¡Penetramos ardientes de embriaguez, 

¡Oh celeste, en tu santuario!

Tus encantos atan los lazos

que la rígida moda rompiera;

y todos los hombres serán hermanos

bajo tus alas bienhechoras.

¡Alegría, bella chispa divina,

hija del Elíseo!

¡Alegría, bella chispa divina!

Datos curiosos:

  • Wagner abre su teatro Beyreuth con la 9na de Beethoven. 
  • La novena se toca en cumpleaños de Hitler y en campos de concentración
  • También es interpretada durante las celebraciones de la caída del muro de Berlín, con músicos de ambas Alemanias y de todo el mundo, con Leonard Bernstein como director. 
  • Es el himno oficial de la UE
  • Se toca en Japón durante el fin de año. 

 

¿Pueden los niños escuchar las Sinfonías de Beethoven?

¡Si!

Yo comenzaría con movimientos seleccionados.

Por ejemplo, el I de la Quinta, el I de la Pastoral, el I y IV de la Séptima, el IV. de la Octava, y el IV de la Novena. 

 

Shares

Conclusión

Beethoven nos ha dejado un legado musical incomparable que por supuesto podemos disfrutar en familia. Hay muchos movimientos encantadores ideales para escuchar con niños. Te invito a escucharlos y dar tu opinión. 

¿Cuáles movimientos y de qué sinfonía han escuchado en familia y les han gustado?

Shares
Shares

libro de la semana

La biografía de Ludwig van Beethoven para niños. Este libro incluye CD. Sus ilustraciones son muy bonitas y además incluye fotos reales. 

Video de la semana

Conozcan en familia la Oda a la Alegría y el cuarto movimiento de la novena sinfonía de Beethoven.

La interpreta la orquesta formada (y lidereada) por Daniel Baremboim, la West-Eastern Divan Orchestra.

Lo menciono por que esta orquesta se formó originalmente como un taller de una sola vez para que músicos de países de Israel, Palestina y otros países árabes, pudieran tocar juntos. Sin embargo, fue tan inspirador que han seguido juntos,  sin prejuicios, mostrando que se puede superar la violencia con comprensión y  educación.

Muy acorde al tema de hermandad de la sinfonía. 

¡Disfruta del final de la sinfonía!

Pin It on Pinterest