Seleccionar página

Queridos lectores, seguro se han preguntado:

¿Existen beneficios de escuchar música? ¿Vale la pena que los niños escuchen música? ¿Les sirve de algo?

Hay muchos mitos sobre los efectos de escuchar música, en especial sobre la música clásica y nuestra inteligencia (el llamado Efecto Mozart).  Lo cierto es que no hay estudios científicos que respalden que la música clásica nos hace más inteligentes, a nosotros o a los niños. Pero sí hay estudios que demuestran que nuestro bienestar tanto individual como grupal mejora cuando escuchamos música que nos gusta. Y no, no tiene que ser música de Mozart. Estos son algunos beneficios de escuchar música:

  1. Te hace sentir feliz.  Es la principal razón por la que escuchamos música: para sentirnos bien.  Cuando escuchamos música que nos gusta, nuestro cuerpo libera dopaminas, un neurotransmisor que está relacionado con las sensaciones de placer.
  2. Aumenta la colaboración entre un grupo de personas. Según un estudio publicado en 2016 , se encontró una relación significativa entre el escuchar música alegre y la mejora del estado anímico, el sentido de cooperación de un grupo, y la toma de decisión por el bien común. ¿Quieres una cena en paz con tu familia? Ya sabes qué tipo de música escuchar.
  3. Facilita los vínculos afectivos. Se ha demostrado que el escuchar música o cantar durante al menos 30 minutos aumenta los niveles de oxitocina, la cual está vinculada con la formación de relaciones de confianza y generosidad con otras personas.
  4. Disminuye la hormona del estrés , el cortisol. En un estudio realizado en 2009 se encontró que los pacientes que iban a tener una cirugía tenían menos ansiedad y miedo si escuchaban música que les relajara por lo que no era necesario medicarles con ansiolíticos previo a su intervención.
  5. Ayuda a las defensas de tu cuerpo, específicamente aumentando el anticuerpo Inmunoglobulina A (IgA), presente en las mucosas de nuestro cuerpo como el tracto digestivo y los pulmones.
  6. Refuerza una identidad social. ¿Cuántos de nosotros nos hemos sentido parte de un grupo al escuchar una canción y/o himno? Esto es por que a través de la música transmitimos valores con los que nos sentimos identificados. Estudios demuestran que existe una mayor cohesión en un grupo de personas/familia si se escucha música juntos y se comparten dichos valores.

¿Y la música clásica tiene los mismos beneficios? ¡Claro!

¿Te gustaría escuchar algunas piezas clásicas alegres? Te hago las siguientes sugerencias:

‘Largo al factotum’ (de El Barbero de Sevilla) – Rossini

El avispado personaje de Fígaro destila picardía y seguro te la contagia.

Jupiter the bringer of jollity (The Planets) – Holst

Holst escribió esta pieza basada en el planeta Júpiter, el portador de la alegría.

Sinfonía Turangalila – Messiaen

Seguramente diferente a todo lo que has escuchado de música clásica. ¡Te animo a que la escuches!

Tonari no Totoro – Joe Hisaishi

Y finalmente, siendo una fan de Joe Hisaishi y de las películas del estudio Ghibli, no puedo dejar de mencionar esta pieza que me saca una gran sonrisa cada vez que la escucho.

Estoy segura que tu familia y tú se beneficiarán de escuchar éstas piezas musicales. ¡Espero que las disfruten!

 

Te recuerdo que en Octubre de 2017 lanzaré un podcast de música clásica para toda la familia, en especial para los niños, con el fin de que todos nos familiaricemos con lo mejor de la música. Si quieres que te avise cuando vaya a salir el primer episodio da click aquí.

 

¡Hasta el próximo post!

FUENTES:

  1. Gabrielsson A., Lindstrom E. (2010). The role of structure in the musical expression of emotions, in Handbook of Music and Emotion: Theory, Research, and Applications, eds Juslin P., Sloboda J., editors. (Oxford: Oxford University Press; ), 367–400.
  2. Kniffin, K. M., Yan, J., Wansink, B., and Schulze, W. D. (2017) The sound of cooperation: Musical influences on cooperative behavior. J. Organiz. Behav., 38: 372–390. doi: 10.1002/job.2128.
  3. Grape C, et al. Does singing promote well-being?: An empirical study of professional and amateur singers during a singing lesson. Integr Physiol Behav Sci. 2003 Jan-Mar;38(1):65-74.
  4. Chanda, M.L., and Levitin D.J. (2013) The Neurochemistry of Music. Trends in Cognitive Sciences , Volume 17 , Issue 4 , 179 – 193.
  5. Bringman H. et al. Relaxing music as pre-medication before surgery: a randomised control trial. Acta Anaesthesiol Scand. 2009 Jul;53(6):759-64.
  6. Boer, et al. How shared preferences in music create bonds between people. Personality and Social Psychology Bulletin, Vol 37, Issue 9, pp. 1159 – 1171.
  7. Boer, D., & Abubakar, A. (2014). Music listening in families and peer groups: benefits for young people’s social cohesion and emotional well-being across four cultures. Frontiers in Psychology, 5, 392.

Pin It on Pinterest