Johannes Brahms | Historias para niños
Shares

Johannes Brahms, compositor del periodo musical Romántico. 

¡Hola familia mágica!

En este episodio podrán conocer la historia de Johannes Brahms.

Muy, muy famoso, y con una barba larga en sus últimos años, es considerado uno de los grandes compositores de todos los tiempos: Brahms -junto con Beethoven y Bach- es parte de “Las tres B’s” o “La Sagrada Trinidad” de la música clásica. Su música es tremendamente emocional y expresiva: una joya por descubrir para toda la familia. 

Episodio adecuado para todas las edades. 

Para escuchar: dar click en el player de arriba.

Si les ha gustado el episodio, no olviden suscribirse a nuestra newsletter o al podcast en su plataforma favorita para no perderse de ningún otro episodio. Y si ya lo han hecho, pueden dejar un comentario abajo. Siempre contesto :). 

MIS PRIMEROS COMPOSITORES: 5 biografías para niños.

Shares

 

 

Hecha especialmente para niños que ya saben leer o padres/tutores que quieren también aprender sobre música clásica en familia.

Incluye biografías de: Bach, Mozart, Beethoven, Clara Schumann, y Tchaikovsky. 

 

Datos básicos

Nombre: Johannes Brahms

Fecha de nacimiento/fallecimiento: 7 Mayo 1833 – 3 Abril 1897

Nacionalidad: Alemana

No. Obras: 135

Periodo: Romántico 

Tipos de obras: Sinfonías, conciertos, música de cámara, música para piano, canciones, música coral, y un réquiem.

“Prefiero casarme antes que componer una ópera.” – J. Brahms

 

Biografía de Johannes Brahms

La infancia de Johannes Brahms

El pequeño Johannes nació en 1833 y fue el segundo hijo de sus padres Johann y Johanna Henrika. 

Nació en Hamburgo, una ciudad culta y elegante por tradición, en una familia de religión luterana (es imporante este dato, volverá después) que vivía en un bloque de departamentos cerca del puerto, destruído durante la segunda guerra mundial. 

Su familia, aunque pobre, era muy musical. Por lo que desde muy pequeño, Johannes tocó música y compuso todo el tiempo. 

Su madre fue costurera y su padre contrabajista, y ambos lucharon para mantener a Johannes y sus 3 hermanos, dándoles la mejor educación. Por ejemplo, cuando Johannes muestra talento musical, su padre le contrata uno de los mejores profesores de piano de la ciudad, Friedrich Wilhelm Cossel. Cossel, por su parte, impresionado por el talento de su jóven discípulo, lo contacta con el profesor, pianista y compositor Eduard Marxsen, quien -a parte de motivarle a componer- le transmite un amor por las obras de Beethoven, Mozart, Bach, y Haydn, compositores que le fascinaron y marcaron el resto de su vida. 

El joven Johannes ayudó a su familia económicamente trabajando desde los 13 años, tocando en bares y tabernas y sitios un poco peligrosos (él mismo decía que había visto cosas que le habían dejado una sombra en su alma). Pero esto le permitió estar en contacto con la música folclórica, en especial con la húngara. (¡Hola, Danzas Húngaras!)

 

¿Qué instrumentos tocaba Johannes Brahms?

Sabía tocar el piano, el violín y el chelo (del cual adoraba sus notas melosas).

 

La vida adulta de Johannes Brahms

 

Cómo su amigo Eduard Reményi le cambió su vida.

En 1853 hace su primera gira con el violinista Eduard Reményi con quien forma un dúo de piano-violín, y fue en esta gira que el violinista le presenta no solo al que se convertiría en su gran amigo, el violinista Joseph Joachim, sino a Robert Schumann y Clara Schumann, la pareja musical más famosa en Europa de su época (Robert era un reconocido compositor y Clara una reconocida pianista).

Curiosamente, Reményi también le presenta al pianista y compositor Franz Liszt, impulsor de la música “moderna” de la época. Pero Liszt y Brahms no se llevaron bien. 

 

También fue en esta gira cuando visita el sur de Europa. Le encantó Italia y tiempo después se mudaría a Viena. 

 

De cómo era abucheado al principio de su carrera

Llega el momento de presentar su primer concierto para piano. Se sienta y lo comienza a interpretar. Unos minutos después llega el primer abucheo, luego otro, y otros más hasta que la sala se llena de un abucheo constante. Se sabe que tuvieron que obligarlo (físicamente sujetar a Brahms) a terminar el concierto entre movimiento y movimiento, porque el pobre quería salir corriendo. 

No fue famoso hasta pasados sus treinta años. 

 

Los Schumann y Brahms

Cuando Robert Schumann lo conoce y escucha su música, escribe sobre lo maravillosa que es la música de Brahms. Literalmente, Robert escribe que era el heredero de Beethoven. 

¡La presión psicológica!

Esta fue una de las razones por la que Brahms fue súper duro consigo mismo, destruyendo obra tras obra que no pasaba su sello de calidad. Brahms decía constantemente que sentía los pasos de Beethoven detrás de él… así de presionado y comparado se sentía.  (Gracias Robert.)

“Nunca comprenderá usted lo que sentimos los músicos cuando oímos detrás de nosotros el paso de un gigante como Ludwig van Beethoven.” – J. Brahms

 

Pero si hablamos de los Schumann, tenemos que hablar de Clara, el gran amor de Johannes. 

¡Oh, el amor!

Puedes leer más sobre este tema en la entrada de Clara o en mi newsletter.

Brahms fue uno de los amigos más cercanos de la familia Schumann por el resto de su vida, sino el más cercano. Tomaban vacaciones juntos todos los años, le daba clases de música a los hijos de Clara, les hacía regalos, y se preocupaba por su educación y bienestar. 

Cuando Brahms iba a estrenar una obra, trataba de hacerlo donde estuviera viviendo Clara. Pasaba los días anteriores con ellos, y les mostraba la obra entera, la discutían y analizaban para que la comprendieran mejor antes del estreno. Pero, a Brahms no le gustaba practicar el piano antes del estreno, así que muchas veces los hijos de Clara le recordaban que tenía que practicar para que le fuera bien en el concierto. Y así, se levantaba Brahms de su asiento o la mesa, y se iba a practicar al piano. 

No hay ninguna duda, que Clara y Johannes fueron los mejores amigos toda su vida. 

 

“Una sinfonía no es una broma.” – Brahms

Ya hemos visto la gran presión emocional que sentía Brahms al ser comparado con Beethoven. Por supuesto, en el ámbito que más se le podía comparar era en las sinfonías. 

En 1870 Brahms dijo muy claramente que nunca compondría una. 

Seis años después, en 1876… compone su primera sinfonía, la cual es llamada en muchas ocasiones la décima de Beethoven ( uffff).

Aún así, su tercera sinfonía es verdaderamente hermosa, digna de un lugar entre las mejores jamás compuestas en la historia musical. (A mí me gusta muchísimo también la cuarta). 

¿Qué tiene de magnífica la tercera sinfonía de Brahms y porqué fue tan famosa en su tiempo?

No solo tiene una fantástica melodía que es simple de recordar. También tiene un significado detrás de ella. 

 

Brahms tomaba muy en serio su trabajo y su música. Pero, le gustaba hacer bromas en su círculo de amistades. Hubo una vez que les dijo a Marie y Eugene, hijas de Clara, que al día siguiente iba a ser el cumpleaños de un médico que les acompañaba en un viaje. Esa tarde, Marie y Eugene prepararon un regalo sorpresa, y, como era costumbre, le escribieron un par de versos de felicitación. Al día siguiente, el médico les agradeció pero tímidamente les dijo que no era su cumpleaños. ¡Había sido una broma de Brahms!

Si hay alguien aquí a quien no he insultado, le pido perdón.” – J. Brahms

¿Fue amigo de – el apasionado de los trenes- Antonín Dvorák? ¿De alguien más?

Decir que era amigo de alguien era decir mucho. Brahms era una persona difícil, tenía sus arrebatos de mal humor, y algunas veces podía hacer sentir mal a las personas que le rodeaban. Amigos cercanos de Brahms, Eugene Schumann dice en sus memorias que los podía contar con la mano. Aún así, ella le describe como una persona de un gran corazón, y que a aquellos que consideraba sus amigos, les era leal para siempre.

Ahora, Brahms apoyó la carrera de Dvorák, dándole dinero cuando lo necesitó en su etapa de crecimiento (Los hijos Schumann decían que Brahms era el responsable de haberlo descubierto, y no le ponían pegas cuando Johannes les enviaba su música para que la tocasen). Dvorák por supuesto que se inspiró en su mentor, y podemos escuchar su influencia en la obra del compositor checo. 

 También fue admirador de Johann Strauss Jr., el rey del vals, y del compositor Alexander von Zemlinsky a quien también patrocinó. 

 

“No soy un compositor ‘moderno’” – Brahms

A Brahms se le consideró como un compositor heredero de la tradición clásica, de la música de los grandes compositores clásicos como Beethoven. Y él mismo se veía como poco transgresor. Su música está compuesta en las formas de los clásicos, nunca descriptiva como un poema sinfónico u ópera. 

 

En aquel tiempo, los transgresores eran Wagner y Liszt, aquellos modernos a los que Brahms menospreciaba. (¿Una ópera de 4 horas? No gracias.) A esta división de opiniones (entre los modernos y los tradicionales) se le conoce como la “Guerra de los Románticos” (¡vaya nombre!).

 

Y sin embargo, cuando escuchamos su Réquiem, es difícil no pensar en lo sutilmente transgresor que era y la fuerza influyente que se volvería en un futuro. 

Un réquiem es una obra compuesta para cuando se muere alguien, básicamente. Generalmente se interpreta en las misas para difuntos. Uno de los grandes es el de Mozart, ah y el de Verdi también. Toman versículos de la biblia católica y los textos son en latín ya que respetan el orden de la misa católica. En sus textos, se pueden leer fragmentos como “Dales descanso, oh Señor”.

 

Pero el réquiem de Brahms no es así. Y aunque lo compuso para expresar la tristeza por la muerte de su madre, Johannes dejó a un lado la tradición cristiana y los textos en latín de la misa católica. En lugar de eso, escoge fragmentos de la biblia alemana luterana y lo llama Réquiem Alemán (aunque él mismo expresó que sustituiría la palabra alemán por humano, ya que era más bien una explicación sobre el idioma en el que estaba escrito). Los fragmentos que él escoge se enfocan en los vivos y no en los muertos: “Bienaventurados los afligidos, porque ellos serán consolados.

Su réquiem es consolador, es empático, es como un abrazo virtual para esos momentos en que uno está tan triste que tu corazón está roto. Una obra realmente para cualquier humano.

Si esto no es transgresor, entonces no sé lo que es. 

 

Fue gracias a este réquiem que Brahms se convierte en uno de los compositores más famosos de su época. 

“Sin trabajo, la inspiración no es más que un junco sacudido por el aire.” – J. Brahms

¿Cómo fueron los últimos años de Brahms? ¿Cómo y cuándo muere Johannes Brahms?

Los últimos años de Johannes Brahms fueron introspectivos, y hasta cierto punto, solitarios. Aunque ganó mucho dinero como compositor y director de orquesta, vivió una vida modesta y rutinaria. Le gustaba alquilar casas o granjas en las montañas, con pocos muebles y mucha luz. Rara vez tocaba música que no fuera suya.

 

Frecuentemente, viajó al extranjero para inspirarse, pero sufrió no solo por la enfermedad sino también por la muerte de sus amigos, en especial la de Clara. 

 

Tras una ardua batalla contra el cáncer, y un año después de que muriera Clara, Johannes Brahms muere en abril de 1897 en Viena, Austria. Su tumba la podemos visitar en el cementerio central de esta ciudad, muy cerca de las tumbas de Schubert y Beethoven. 

 

Bibliografia

Schumann, Eugenie. «The Schumanns and Johannes Brahms. The Memoirs of Eugenie Schumann, daughter to Robert and Clara». Adansonia Publishing. 

 

La Música de Johannes Brahms que podrás conocer en este episodio

00:33  21 Hungarian Dances, WoO 1 (Version for Orchestra): Hungarian Dance No. 10 in F Major [Orch. J. Brahms], interpretado por Andrew Mogrelia & Philharmonia Cassovia. 

02:11   Cello Sonata No. 1 in E Minor, Op. 38: II. Allegretto quasi menuetto, interpretado por Maria Kliegel & Kristin Merscher.

05:59   Piano Concerto No. 1 in D Minor, Op. 15: III. Rondo: Allegro non troppo, interpretado por Jenő Jandó, Antoni Wit & Polish National Radio Symphony Orchestra.

07:58   Symphony No. 1 in C Minor, Op. 68: I. Un poco sostenuto – Allegro, interpretado por Alexander Rahbari & Belgian Radio and Television Philharmonic Orchestra. 

09:39   3 Intermezzi, Op. 117: No. 1 in E-Flat Major, interpretado por Laszlo Baranyay. 

11:40   5 Lieder, Op. 49: IV. Wiegenlied (Arr. P. Nagy), interpretado por Peter Nagy.

12:25   21 Hungarian Dances, WoO 1 (Version for Orchestra): Hungarian Dance No. 5 in G Minor [Orch. Schmeling], interpretado por Andrew Mogrelia & Philharmonia Cassovia. 

13:31   16 Waltzes, Op. 39: Waltz No. 1 in B Major, interpretado por Jenő Jandó. 

14:06   Violin Concerto in D Major, Op. 77: II. Adagio, interpretado por Takako Nishizaki, Stephen Gunzenhauser & Slovak Philharmonic Orchestra. 

15:06   Ein deutsches Requiem (A German Requiem), Op. 45: Wie lieblich sind deine Wohnungen, interpretado por Slovak Philharmonic Chorus, Alexander Rahbari & Slovak Radio Symphony Orchestra. 

16:16   Trio for Violin, Horn and Piano in E-Flat Major, Op. 40: IV. Finale: Allegro con brio, interpretado por Madoka Inui, Wolfgang Tomboeck & Johannes Tomboeck. 

 

¿Conocías ya a Johannes Brahms? Yo había oído hablar mucho de él pero he de decir que me he enamorado de su música después de este episodio. Déjame abajo cualquier opinión que tengas sobre Brahms. ¡Estaré encantada de contestarte!

¿QUÉ ES UN ARIA? ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE SINFONÍA Y CONCIERTO?

Shares

Descubre nuestra guía especialmente hecha para la familia que quiere comenzar a conocer sobre música clásica.

Pin It on Pinterest