fbpx
Shares

Como padres, hemos escuchado constantemente sobre la importancia de desarrollar habilidades musicales en nuestros hijos y sus beneficios. 

Tal como lo dijo Howard Gardner en su libro sobre las inteligencias múltiples de 1999, “la música es una de las múltiples inteligencias que el ser humano debería desarrollar.”

Pero ¿cómo crear experiencias musicales en casa para ayudar a desarrollar esta inteligencia en nuestros hijos desde que nacen?

Cuando Paula nació hace ya seis años tuve claro que la música sería parte de nuestras vidas. Pero  he de confesar que en un principio no sabía cómo lo iba a lograr. Tuve dudas. ¿Cómo lo iba a lograr si yo no sé música? Tal vez tú te sientes igual. 

En esta publicación te cuento cómo hemos criado con música en familia para ayudarles a desarrollar la inteligencia musical y te doy algunos consejos y tips. 

EL CANTO Y EL JUEGO

Para comenzar una crianza con música en familia comienza con lo que tienes a tu mano… tu voz.

Tanto a Fabiola como a Paula les he cantado mucho una y otra vez las mismas melodías sencillas y cortas. Les tarareaba cualquier sonido que me viniera a la cabeza y las hacía participes.

Aprovecha cualquier momento: mientras alimentas a tu bebé o lo duermes, cuando quieras tranquilizarles, durante el cambio de pañal, o cuando sea el momento de jugar.

Además, al mismo tiempo, hazles alguna caricia al ritmo de la música, o  alguna cosquilla, salto, o incluso caras. 

Que sea el canto su juego y, sobre todo, su momento personal y de relación.  

Por otra parte, si quieres ir un paso más allá, asistir a clases de  música para bebés es la siguiente opción. En estas clases, las profesoras te ayudarán a que aprendas patrones musicales que puedes repetir en casa, mientras que ustedes se relacionan con otros padres y otros bebés.  

Créeme que a tu bebé le va a gustar asistir a estas clases en las que se canta, se baila en grupo, y hacen uso de muchos tipos de materiales e instrumentos que, por otra parte, resultaría caro comprar en casa. 

Shares

LOS INSTRUMENTOS 

Confesión: en los primeros años de vida de Paula no le compré ningún instrumento. Todos se los hacía. Usaba cajas de cartón y las rellenaba de frijoles (judias) o pasta. Su favorito fue una caja de quesitos de la vaca que ríe, la redonda, que la rellené con lentejas. ¡Cómo disfrutó esa caja! Los envases de metal también hacen sonidos deliciosos que la hacían sonreír, como el de Royal. 

Mi objetivo al no comprarle instrumentos en su primer año fue que quería que se diera cuenta que hay sonidos en todas partes, quería estimularle auditivamente y visualmente con diferentes materiales y formas.

NOTA: (por favor CUIDADO si van a hacer esto. Siempre verifiquen que estén bien cerradas las cajas y envases con todo el pegamento/cinta disponibles y que no están en peligro de romperse, ya que los niños se pueden atragantar).

 

Después, cuando Paula pudo golpear, la animaba a hacer sonidos con objetivos más grandes: el cajón de las ollas y sartenes se convirtió en su juguetero predilecto mientras yo preparaba la comida. Podía pasarse un buen rato golpeando con diferentes cucharas de madera o silicona.

Sin embargo, no estoy diciendo que no debas comprar instrumentos musicales para niños.  Mi hija Fabiola también disfrutó y está creciendo con  instrumentos musicales infantiles comprados: las maracas, el xilófono, el tambor, y las campanas llenaron de sonidos nuestra casa desde que ella pudo usarlos. 

Hay una gran cantidad de instrumentos musicales para niños, diferentes tamaños y formas, y adecuados a diferentes edades. 

¡Es un mundo! Pero si quieres empezar por algo, comienza con los instrumentos de percusión: serán sus favoritos durante muchos años. Hay kits de instrumentos que incluyen varios tipos de instrumentos, por ejemplo éste de Yetech que incluye más de 10 instrumentos de percusión de madera en una maletita. Melissa & Doug también maneja kits de instrumentos. Será cuestión que encuentres un kit que te guste. 

A los niños también les gusta cantar. Para promover el uso de su voz puedes comprar un micrófono que les permita escucharse. Casi todas las marcas manejan micrófonos para diferentes edades como juguete. 

El tema de los instrumentos puede ser tan sencillo o complicado como lo quieras hacer.

Muchos padres optan por realizar rincones musicales y/o paredes musicales con materiales reciclados como en estos ejemplos:

 

 

Shares
Shares
Shares

En Pinterest tengo un tablero llamado “Instrumentos para hacer en casa” con muchas ideas para que puedas hacer tu propio rincón o pared musical.

LAS PLAYLISTS y POdcasts

Así como puedes decidir ponerle Cantajuegos a tus hijos (que no digo que esté mal), también puedes escoger música de otros géneros, como la clásica o el jazz. Escuchar música tiene muchos beneficios que ayudarán a desarrollar la inteligencia musical.

Comienza con una playlist (en Spotify por ejemplo) sencilla, algunas piezas de música que sean cortas y divertidas. Busca compilaciones hechas para niños y agregaba las que más te gusten a tu playlist. También ve agregando  las que escuches por la calle, en algún concierto callejero mientras camines por la ciudad, y cada vez que la escuchen recuerden cuándo la escucharon, los instrumentos que vieron, o incluso el compositor o el nombre de la pieza.

También la música de esta playlist te permitirá tranquilizar y/o entablar conversaciones con tus hijos cuando estén en movimiento en el coche, cuando coman, o cuando jueguen.

Poco a poco, casi sin darte cuenta, la música  se volvera parte de su vida diaria.

Jueguen todos los días con tus playlists…cántenlas y tarareén lo que escuchen. Verás incluso como tus hijos irán desarrollando su propio gusto.

Por ejemplo, en nuestro caso,  a Paula le gustaba escuchar piezas de música clásica que transmitían movimiento como ésta de “Romeo y Julieta” de Prokofiev, mientras que Fabiola bailaba al ritmo de las Valquirias de Wagner, con menos de un año de edad, pero se ponía a llorar si oía ópera. 

Investiga junto con ellos, escuchen, y tomense  tiempo para explorar nuevas piezas y ver si les gustan o no.

Tip: Una actividad musical que puedes hacer en el coche es decir a qué les recuerda alguna pieza de música clásica que estén escuchando en ese momento: a un señor saltando, a una fiesta, a un coche … es una actividad donde los niños pueden usar su imaginación e ir aprendiendo a interpretar lo que escuchan.

Si quieres escuchar con tus hijos música clásica, tengo varias playlists con diferentes temáticas que te pueden servir en Spotify.

Pero para comenzar, la playlist que aquí te comparto es un muy buen inicio para presentar la música clásica a tus hijos.

En cuanto al tema de los podcasts, día a día hay más ofertas. Si ésta es la primera vez que visitas este blog, te presento el podcast de música clásica que hago junto con mi hija Paula. Lo puedes encontrar tanto para iOS como Android.

Allegro Mágico, Música clásica para niños. 

Por supuesto, hay otras opciones para escuchar música con nuestros hijos o ver videos. Te invito a leer mi post “6 blogs que te ayudarán en tu crianza musical” para conocerlas. 

Los Libros musicales

Si quieres criar con música en familia, no pueden faltar los libros musicales en tu libreria infantil. Son un gran recurso para presentarles obras, compositores, y temas musicales. 

Aquí puedes ver nuestros libros favoritos sobre música clásica para niños

Shares

LOS JUEGOS DE MESA 

Hay algunos juegos de mesa en el mercado que son buenas opciones para fomentar la música en familia y pasarlo bien juntos.

 

Para niños mayores de 8 años, de Asmodee, está Ritmo y Bola y Ugha Bugha, donde el objetivo es aprender y seguir ritmos y sonidos. 

 

También está la Baraja Musical de la editorial de música Boileau, que servirá de maravilla si tu hijo está aprendiendo a tocar un instrumento musical. 

 

Existen también otros juegos de barajas para niños a partir de 4-6 años, por ejemplo Musical Happy Families: Quartet donde el objetivo es juntar instrumentos de la misma familia, o Classical Snap! donde los niños (y los padres) pueden jugar al snap de toda la vida pero con compositores de música clásica. 

 

Finalmente, para los más peques, existe Kling-Klang-Wald, un juego de mesa de la popular Haba para niños a partir de dos años. 

 

 

 

Las Apps

Dentro del mundo digital, también podemos encontrar apps diseñadas para acercar la música a los peques. Hay unas que verdaderamente son una joya por que les permiten desde descubrir sonidos hasta componer sus primeras obras. Tanto para iOs como Google Play. 

Magic Piano es una app musical que nos encanta. Es divertida y va aumentando en dificultad conforme el niño cumple las actividades. 

Easy Music es una app de pago que introduce conceptos musicales a niños mayores de 5 años. Visualmente es agradable y está bien construida. 

Kids Piano también gira alrededor del piano pero es para niños más pequeños. Puede tocar tanto melodías pregrabadas como diferentes sonidos. Hay que pagar si quieres tenerla completa. 

Finalmente, Musical Me! es una app que enseña conceptos musicales a la vez que les permite experimentar con diferentes instrumentos. Su interfase es agradable para los pequeños. 

¿Conoces alguna otra app musical que quieras recomendarnos?

 

LOS PRIMEROS CONCIERTOS

Shares

Una crianza de música en familia no está completa sin los conciertos de música para niños.

En su primer concierto, Paula se aburrió después de la primera media hora aproximadamente. Se quería ir.Y cometí el error de quedarnos. Me la pasé recordándole el resto del concierto que no debía hablar alto, ni levantarse de su asiento, ni moverse tanto… en fin, fue cansado.  

Recuerda darles la confianza para que te  digan si les gusta o no el concierto y la música, y si es necesario, salirse tranquilamente del evento. Es mejor que disfruten una parte a que terminen agobiados y angustiados el resto del evento. Si, es una lástima si se tienen que salir, pero es mejor que quieran volver a que lo recuerden como un mal momento. 

Por que lo más importante que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a los niños pequeños a conciertos de música clásica es que SON NIÑOS: van a querer levantarse, moverse, ponerse de pie, hablar alto, e irse si están aburridos.

Si es un concierto para familias, se les puede dar un poco de libertad si lo ves adecuado. Recuerdo que un tiempo después de su primer concierto la llevamos a un concierto al Teatro Real y Paula se la pasó de pie, cerca de las escaleras, moviéndose un poco al ritmo de la música… pero muy atenta a lo que pasaba en el escenario. No se aburrió y no pidió que nos fuéramos. 

Entonces, ¿qué puedes hacer para preparar a tus hijos para su primer concierto formal de música?

Considera los siguientes puntos:

– Tipo de concierto: a la hora de escoger su primer concierto, busca uno que sea “para todos los públicos”. Importante que el evento sea adecuado para un pequeñito o para la edad de tu hijo. Recuerdo haber visto a una niña de 10 años dormida, con los pies arriba y descalza, en un concierto que no era para niños. En el caso de los niños mayores, si tus hijos no están listos para disfrutar de la música que van a escuchar, NO LOS LLEVES. Si no estás seguro si el concierto es adecuado para la edad de tu hijo, habla con el teatro o auditorio y pregunta. Van a estar encantados de ayudarte. 

– Escoge asientos adecuados. Tener a una niña de tres años sentada durante una hora sin estrés es imposible. Para evitar cualquier problema de cansancio escoge lugares que les permita estar de pie y moverse un poco. Si no es posible, entonces escoge unos sitios cerca de la salida para salir si así lo necesitan. Recordemos todos que ir a un concierto de música en familia significa estar rodeados con niños de todas las edades. Seamos tolerantes con las otras familias y niños. 

– Explícales sobre el concierto al que van. ¿a dónde van? ¿qué van a escuchar? ¿Cuáles son las reglas de comportamiento en un teatro y concierto? En su primer concierto (y en todos los siguientes seguro que también) vas a tener que repetir las normas varias veces, pero es normal. Conforme crezcan van a poder controlarse mejor. Formar hábitos toma tiempo. 

– Si son muy pequeños, explícales  que si están aburridos pueden salir. Como te decía arriba, es mejor que guarden un buen recuerdo en su primer concierto a que lo recuerden como algo aburrido, pesado, o limitante. 

LAS CLASES DE MÚSICA

Otra de las herramientas que puedes usar para tener una crianza de música en familia exitosa son las clases de música para bebés y para niños.

He asistido tanto con Paula y Fabiola a clases de música para bebés (hasta los 3 años) y música para niños (hasta los 5 años aproximadamente) en nuestra ciudad. ¿Qué hacemos en estas clases?

En las clases de música para bebés  cantamos, tocamos instrumentos de percusión, y jugamos y bailamos mucho. Te ayudará, como padre, a aprender a vivir la música de forma divertida y transmitirles a tus hijos esta alegría en el día a día.

Te animo muchísimo a buscar una clase de música para bebés en tu ciudad. Es un momento de conexión con tu bebé y te aseguro que ambos lo pasarán genial.

Conforme vayan creciendo, los niños descubrirán los instrumentos “reales” de música y tal vez te pidan aprender a tocarlos. Por ejemplo,  Paula con tres años, descubrió en su escuela los instrumentos musicales y quedó enamorada del violín. Pronto pidió tomar clases y con cuatro años asistió a sus primeras clases de violín. Pero con el tiempo se decidió por el piano el cual está aprendiendo a tocar ahora. 

Los niños, a estas edades, están descubriendo los instrumentos musicales y pueden cambiar mucho de parecer. En estos casos hay que guiarlos y hacerles preguntas que nos hagan descubrir el instrumento más adecuado para ellos. 

Si es posible, encuentra alguna escuela que les deje investigar y probar diferentes instrumentos musicales, y que les ayude a decidirse por uno.

Sin embargo, me encuentro muchas veces preguntándome ¿por qué quiero que Paula aprenda música? Y la respuesta es que no es por mí, sino por ella. Quiero que la música sea un lenguaje para expresar sus emociones y tranquilizar su corazón, por lo que llevarla a clases de música toma otro sentido: quiero que lo pase bien.

Y a ella le gusta: “me gusta el sonido de las teclas mamá”, “me siento muy bien” y “me gusta tocar el piano mamá” son frases que salen de su boca frecuentemente. Mientras a ella le guste, seguiremos. 

Te invito a preguntarte, ¿por qué quieres que aprenda tu hijo música? ¿Qué tipo de escuela es la mejor para la personalidad de tu hijo?

Hay varios métodos de educación musical. La mayoría de ellas las puedes consultar en Proyecto Educamus: Métodos.

 

CONCLUSIÓN

Después de estos seis años,  puedo decir que la música, y en especial la clásica, es parte de nuestra vida diaria.  

Las niñas (y nosotros de paso también) han aprendido a apreciarla y disfrutarla: la escuchan atentamente, la bailan, la tararean, y crean y repiten una melodía que tienen en su cabeza mientras juegan. Tienen ya sus preferidas y las piden abiertamente. ¿Cuántas veces no hemos escuchado Papageno-Papagena o el Dúo de los gatos a petición de Fabiola?

Como padres, hemos decidido dedicarle tiempo a la música y vivirla junto con nuestras hijas, desde que eran bebés hasta ahora que son niñas. Y no puedo decirte la cantidad de momentos felices que hemos pasado juntos con música clásica.

Aún nos queda por recorrer en el camino de la inteligencia musical, pero con cada día que pasa, nos aseguramos que la música sea parte de ellas. 

Y ahora, cuéntanos, ¿cómo has acercado la música a tu familia?¿Qué es lo que más se te ha hecho difícil de la crianza musical?

 

Shares

Pin It on Pinterest

close

Disfruta de juegos musicales en familia.

PDF Actividades Musicales para niños